The Man With No Name’s Duel

Bueno, pues después de un tiempo sin poder tocarlo ya he acabado el juego que os comentaba en el post anterior.

Lo he llamado “The Man With No Name’s Duel” en homenaje al gran personaje del Spaguetti Western encarnado por Clint Eastwood.

Como podéis ver es una especie de clon del WildGunman con la estética del Ready Steady Bang! Todo el escenario del juego está hecho con CSS, a excepción del pistolero, que es una animación CSS con un sprite. La música y efectos sonoros están tomados de freesound.org

Básicamente, es un duelo a muerte con el pistolero. Hay que esperar que aparezca “FIRE!!” para pulsar con el ratón (o con el dedo si juegas desde un móvil) sobre cualquier parte del escenario. Si disparas antes de la señal o después del vaquero, una vida menos.

Os dejo ya con el juego. ¡A ver cuanta recompensa eres capaz de cobrar!

¡Ah! Y si te gusta, ¡comparte!

Abrir en otra ventana

Una de vaqueros

No sé qué tendrá este género que atrae tanto a las masas. Serán las epopeyas de los viajes al Oeste, la naturaleza salvaje de los indios, la cruda vida del campesino americano, la búsqueda incansable de oro, las trampas en las partidas de póker, la típica pelea de barra en el Saloon… A mi desde luego lo que más me gusta, son los duelos al Sol.

Esa tensión asfixiante, la chulería de los duelistas, los cambios de plano entre el protagonista y su antagonista, la rapidez con la que se desenfunda y la forma tan abrupta, desgarradora y (la mayoría de las veces) sobreactuada en la que muere el malo… No sé, ahí hay poesía.

El primer videojuego de vaqueros que jugué era el Wild Gunman de la NES. Seguro que muchos os acordáis. Era un juego que venía con las pistola Zapper y que básicamente consistía en matar a un pistolero en un duelo. Los diferetes personajes aparecían por un lateral de la pantalla e iban andando de forma un poco torpe hasta el centro de la misma, mientras una musiquilla de 8 bits muy pegadiza (aún hoy me acuerdo de ella) sonaba de fondo. El pistolero esperaba unos segundos hasta que aparecía “FIRE!!” y amigo, ya podías ser rápido o estabas muerto.

Imagen de de duelo de vaqueros en Wild Gunman

Era un juego muy sencillo, pero uno de los más entretenidos de los que recuerdo. Si elegías dos pistoleros era más divertido. Parecías Clint Eastwood en la escena final de Sin Perdón.

Pasaron muchos años y un día me recomendaron Red Dead Redemption. Este sí que es un juego. Todo lo que os diga será poco y además nada objetivo. Un juego de mundo abierto desarrollado por RockStar (los mismos que la saga Grand Thetf Auto) en el que encarnas a un vaquero chantajeado por agentes federales para que capture a un antiguo compañero de su banda.

John Marston, protagonista de Red Dead Redemption montado a caballo mirando a un pueblo desde un alto cercano

Las posibilidades de este juego son enormes. Además de tener un guión y una cinemática espectaculares, viene acompañado de una banda sonora esquisita. Gracias a todo esto disfruté cada segundo del juego, y puedo decir que ha sido el único que he completado al 100%. La historia principal del juego y la gran cantidad de misiones secundarias (puedes desde matar animales para vender su piel o recoger plantas para hacer medicinas hasta jugar a la herradura y hacer carreras de caballo) hacen de este título una obra maestra del videojuego.

Y os voy a hablar del último, la versión minimalista de los duelos al mediodía: Ready Steady Bang. Este juego es una aplicación móvil que tenéis disponible gratuitamente para iPhone y Android ) y que os ánimo encarecidamente que os descarguéis. Es tan sumamente simple y endiabladamente bien hecha, que es una delicia. La dinámica y la jugabilidad del juego en sí son mínimas, pero guarda un tesoro incalculable: el diseño.

Desde la tipografía hasta los efectos de sonido, nada se ha dejado descuidado. El mimo se ha puesto especialmente en la animación del pistolero, y especialmente, en las formas que tiene de morir, que vais a poder disfrutar en el siguiente video.

Con el objetivo de llevarlo a mi terreno y aprender un poco más sobre animaciones web, estoy preparando un minijuego muy sencillo con CSS3 y Javascript que mezcla dos aspectos distintos de los juegos ateriores: la dinámica de WildGunman y el estilo minimalista de Ready Steady Bang.

De aquí a algunos días lo tendré acabado, en cuanto tenga un poco de tiempo libre.

Hasta la vista, forastero 😉

Visit the Archives → Up